LA CRISIS ORIGINADA POR EL CORONAVIRUS EXIGE LA SOLIDARIDAD, EL RECONOCIMIENTO Y RESPETO DE LOS DERECHOS HUMANOS.