70 años del criminal bombardeo atómico de EEUU contra Japón

70 AÑOS DEL CRIMINAL BOMBARDEO ATÓMICO DE EEUU CONTRA JAPÓN

HIROSHIMA, 6 DE AGOSTO DE 1945, 8:15 HORAS

NAGASAKI, 9 DE AGOSTO DE1945, 11:02 HORAS

Por Andrés Cubides Rodríguez

Un Japón bombardeado, reducido totalmente en sus industrias, bases militares y ejércitos ya impotentes, con la mayoría de sus ciudades convertidas a escombros y millones de civiles muertos. A esta descripción hay que agregarle que Japón ya se había rendido, pero que los EEUU no se la aceptaba, para mantener una condición que justificara el lanzamiento de las bombas nucleares.

Truman necesitaba implementar un golpe certero contra la Unión Soviética

Truman, Presidente de los EEUU, sostenía que bombardear a Japón era evitar la muerte de soldados norteamericanos, que además evitaría el desembarco donde se perderían 250.000 vidas de soldados. Después dijeron que se habían salvado 500.000 vidas. Anotemos que si el desembarco se hubiera realizado, Japón no estaba en condiciones de dar una mínima respuesta.

La estrategia militar de los EEUU, se fundamentaba en la teoría de que entre más se golpeara a la población civil se obtenía el efecto moral de los bombardeos, que por demás superaba varias decenas de veces los daños materiales. Ya lo habían experimentado anteriormente en la ciudad de Dresde (Alemania) bombardeada durante más de medio día de manera continua. Pero peor aún, se bombardearon ciudades que no tenían bases militares como en el caso de Dresde y ahora lo aplicaron a Hiroshima y a Nagasaki, pues como se mencionó, Japón ya estaba reducida militarmente y estas ciudades no tenían bases militares.

Con esta táctica el 9 de marzo de 1945 los EEUU bombardearon a Tokio con bombas de fósforo y les lanzaron 8250 bombas, que a unos 100 metros antes de tocar el suelo, cada una se fragmentaba en 50 del napalm, asesinando a más de 120.000 personas e hiriendo a 50.000.

La bomba atómica se desarrolló con el llamado proyecto Manhatan de 1942. La agresión contra Japón se convirtió en carácter urgente y por eso la primera prueba la hicieron en Nuevo México el 16 de julio de 1945.

El General Groves, jefe del proyecto Manhatan, con cuatro meses de antelación, ya tenía escogidas cuatro ciudades entre las que estaban Hiroshima, Nigata, Kokura y Nagasaki.

Rusia ya había entrado a Berlín repeliendo el ataque alemán y entonces se disponía a participar en Postdam, junto con los EEUU y el Reino Unido para definir una nueva organización de Europa, luego de recuperar los territorios ocupados por el nazismo.

Paralelamente, Truman lograba postergar para 17 julio de 1945, un día después de la prueba de Nuevo México,  la Conferencia de Postdam, pero con el temor de que Japón se rindiera antes de lo planeado y entonces se vendría abajo su programación de bombardeos que llevaban como finalidad enviarle un mensaje al Unión Soviética, a quien realmente querían lanzarle las bombas e impedir un probable avance de esta en el concierto del dominio del mundo. Postdam sesionó hasta el 2 de agosto. Allí los EEUU mostraban a un Japón que no se quería rendir incondicionalmente, pero lo cierto es que desde mucho tiempo atrás había colocado como condición que se le respetara su sistema imperial y a Hiroito.

Cuatro días después de finalizada la conferencia EEUU consideraba entonces dadas las condiciones de atacar a ese Japón resistente y es cuando envía el B-29 Enola Gay con la Bomba Atómica. El sobrevuelo de este bombardero no causó inquietud de los japoneses pues eso era una acción habitual.

Siendo las 8:15 horas del 6 de agosto, EEUU soltó el primer ataque con bomba atómica contra población civil, causando la muerte a 140.000 personas, en un radio de 12 kilómetros. Con los 3900 grados Celcius de temperatura en la explosión de manera instantánea murieron 100.000. Se calculan en 360.000 los heridos, aunque fueron muchos más los miles de víctimas que tuvieron efectos posteriores por la radiación no visible, manifiesta en los sobrevivientes y en los niños en gestación, además de las malformaciones en generaciones posteriores.

Tres días después, otro B-29, el Bockscar, siendo las 11:02 horas, soltó la segunda Bomba Atómica de plutonio Fat Man sobre Nagasaki. Causó destrucción total a 1.5 kilómetros, incendios a 3.6 kilómetros a la redonda, asesinando a más de 80.000 japoneses.

Aunque los EEUU insistan en declarar que estos son crímenes de guerra, lo que queda claro es que hubo una preparación metódica e intencionada para atacar un país que ya estaba derrotado, sin capacidad de respuesta militar alguna, tan sólo con la finalidad de amenazar a Rusia, a manera de advertencia. Fue un crimen de lesa humanidad. Ha sido el único ataque de país alguno con bomba atómica sobre población civil.  

La historia tiene múltiples de hechos que demuestran el carácter imperialista de las potencias y de avasallamiento de países sobre otros territorios con la figura de colonias y de neocolonias y que autodenominándose defensores de la democracia, invaden militarmente, políticamente, económicamente e ideológicamente a los demás países. Y en casos como este, la fuerza desmedida, sin consideración alguna por la vida, con tal de lograr sus propósitos de dominio.

 

Agosto 6 de 2015.

Temas: 
Regiones: